Seguramente cuando piensas en los consumos del hotel lo primero que te viene a la mente es el consumo energético y el consumo del agua. La monitorización de las compras y los  residuos generados suelen ser un factor olvidado a la hora de medir los consumos del hotel. Si tenemos en cuenta que cada desecho que tiramos a la basura es consecuencia de un consumo previo, iniciar un plan de medición de los residuos puede ayudarnos a la hora de valorar qué productos debemos adquirir y cuál es la cantidad óptima. Por lo tanto, la monitorización de consumos en un hotel incluirá la medición de los consumos de la electricidad y agua así como la generación residuos.

Entre el 14 y el 15% de los gastos de explotación de un hotel corresponden al consumo energético, incluso en muchos casos, ¡puede llegar a un 25% de los costes! Dicho de otra manera, ahorrar un 20% en la factura energética puede traducirse en un aumento de hasta el 5% de las reservas del hotel. Entonces, si nos preocupamos diariamente de realizar estrategias de revenue management para atraer más reservas, ¿por qué no monitorizamos todos los consumos del hotel para obtener más beneficios? 

A continuación, enumeramos las razones más importantes por las que monitorizar los consumos de tu hotel.

Ahorrar e incrementar tus beneficios económicos.

Cada vez que enciendes un interruptor estás comprando luz, cada vez que abres el grifo de estás comprando agua, cada vez que tiras un residuo alimenticio estás tirando dinero a la basura… piénsalo, ¿qué sentido tiene pagar si realmente no lo estamos consumiendo? Monitorizar los consumos de tu hotel te da la oportunidad de tener información sobre las áreas en las que necesitarías realizar reajustes para evitar el despilfarro. ¿Sabías que en muchos hoteles el 25% del gasto de electricidad proviene del agua caliente sanitaria? Al ahorrar agua también ahorramos electricidad. Observar los consumos te proporciona información de los gastos que puedes evitar en tu hotel.

Aumentar la competitividad y mejorar la imagen del hotel.

La preocupación por los consumos y la realización de acciones para disminuir el impacto medioambiental mejoran la imagen y te ofrecen aumentar la notoriedad de tu marca. Monitorizar los gastos es el primer paso para establecer un punto de partida y comunicar los objetivos medioambientales alcanzados en base a las mejoras realizadas. Tus huéspedes y los clientes potenciales te identificarán como un hotel responsable y será tu valor diferencial frente a otros alojamientos de la competencia. Cada vez son más las personas que se preocupan por el medioambiente y que demandan productos y servicios que respeten la naturaleza. Monitorizar los consumos de tu hotel te proporcionará una ventaja competitiva.

Todas los consumos tienen un impacto. No hay planeta B.

Los recursos que utilizamos son limitados y cada una de nuestras acciones impactan en la huella de carbono generada. Abrir un grifo no sólo genera el consumo del agua que corre en ese momento a través del grifo, el impacto va mucho más allá. Pensad en toda la cadena que nos lleva a realizar ese consumo: el sistema de recogida de lluvia de tu región, la planta de almacenamiento, la energía propulsada para dirigirla a tu hotel, la energía del hotel generada para calentarla, la canalización hacia la depuradora, los diferentes procesos de depuración tras su uso, el direccionamiento para la reutilización del agua en zonas de riego… Todos nuestros consumos tiene un lado oculto que quizá no tengamos en cuenta. Monitorizar los consumos para evitar el despilfarro tiene un gran impacto medioambiental. Un pequeño cambio de hábito puede significar mucho a nivel global.

Mejorar la relación con los residentes del destino.

La relación con el entorno y el respeto a la comunidad local es uno de los pilares del desarrollo sostenible. La llegada masificada de los turistas según la época del año puede llegar a provocar el descontento de la población local. Los cortes en los suministros de agua en poblaciones con escasez de agua, la falta de planes de gestión de residuos o el despilfarro energético de los hoteles del destino, pueden provocar el enfado de los residentes quienes se unen al movimiento de la turismofobia. El uso responsable de los recursos y el compromiso medioambiental por parte de los establecimientos hoteleros demuestra el respeto por el entorno y los habitantes que residen en el destino. Monitorizar y hacer un seguimiento de los consumos te permitirá obtener los datos para comunicar a tu entorno las políticas medioambientales adoptadas.

Establecer una cultura empresarial.

El orgullo de pertenencia a un equipo es una de las razones principales por las que en un hotel capta a nuevos talentos y logra fidelizar a sus empleados. Establecer una cultura empresarial donde la preocupación por el buen uso de los recursos esté integrada en la política del hotel genera satisfacción no solo por los clientes del hotel, sino también por sus empleados. Además, motivar y bonificar a los empleados del hotel por la mejora de los resultados de los consumos puede ser un juego divertido en el que todos participen para alcanzar los objetivos medioambientales.

En definitiva, monitorizar los consumos del hotel es el primer paso para fijar tus objetivos medioambientales. ¿Sabes cómo hacerlo? A través del análisis ético te proporcionamos el punto de partida donde encontrarás todos los aspectos medioambientales de tu hotel, incluidos los consumos, para que tomes las decisiones necesarias gracias al análisis de los datos.

Si quieres comenzar a monitorizar los consumos de tu hotel y no sabes por dónde comenzar no dudes en contactar con nosotros y te asesoramos.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies